Primera Compañía "Bomba Talca"
celebró 129 años con importantes anuncios

19 de agosto de 2013

En una emotiva ceremonia, la Primera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Talca (CBT) “Trabajo y Disciplina”, conmemoró sus 129 años de vida, afrontando nuevos desafíos ligados a la modernidad y al perfeccionamiento de su especialidad, cuya expresión concreta es la reciente llegada de un nuevo carro de rescate que fue adquirido con recursos institucionales, en una inversión que alcanzó los 25 millones de pesos.

Así lo destacó el Director de la Primera Compañía, Alejandro Boettiger, quien encabezó el evento, acompañado por el Vice Superintendente del CBT, Víctor San Martín; el Primer Comandante, Rodrigo Cáceres; el Capitán de la Primera Compañía, Patricio Mella; y el Superintendente Honorario, Manuel Muñoz. A la cita acudieron también los integrantes del Honorable Directorio del CBT, voluntarios de la Primera Compañía e invitados especiales.

Entre éstos últimos, se destacaron los bomberos insignes de la Primera Compañía, Jaime Simón Preller, voluntario emérito del Consejo Regional; Adolfo Concha, oficial general y voluntario emérito del Consejo Regional; Jaime Cárdenas, miembro honorario y director del museo institucional del CBT; y Leopoldo Sánchez, miembro honorario y director honorario de la Primera Compañía.

Un aspecto importante es que, el primero de Agosto pasado, los voluntarios de la Primera Compañía efectuaron una romería al mausoleo institucional, ubicado en el Cementerio Municipal de Talca, ocasión en que se recordó a los mártires. En el momento más conmovedor de la ceremonia de aniversario, se realizó el juramento de cinco nuevos voluntarios, así como también la entrega de un reconocimiento especial al Superintendente Honorario, Manuel Muñoz.

Al respecto, el Director de la Primera Compañía afirmó que “hemos querido reconocer el esfuerzo, la dedicación y la trayectoria de quien hiciera importantes gestiones para que hoy día podamos disfrutar de este cuartel, un cuartel de bomberos digno con los espacios y las comodidades que se merece cualquier bombero voluntario de nuestro país”.

En torno al nuevo carro de rescate, Alejandro Boettiger explicó que “el principal objetivo es equiparlo como unidad de rescate, pero aprovechando sus características técnicas, ya que viene dotado de una camilla, también puede ser utilizado para facilitar la primera atención a algún voluntario lesionado, así como atender a aquellos voluntarios con más edad”.

“Nuestro mensaje apuntó a que independiente de nuestros colores y especialidades que forman las compañías, estamos con el único fin de atender a la comunidad. Quiero recalcar que los bomberos tienen más cosas en común que diferencias. Somos padres de familia, hijos, estudiantes y profesionales. Lo pasamos bien y lo pasamos mal. Tenemos penas y alegrías. El llamado es a centrarnos y trabajar en lo que la comunidad necesita”, indicó.






Fuente: Superintendencia CB de Talca.